Esperando a mister Bojangles
11 Jul 2017

Esperando a mister Bojangles

Esperando a mister Bojangles Olivier Bourdeaut Ed.

11 Jul 2017

Esperando a mister Bojangles
Olivier Bourdeaut
Ed. Salamandra

Sus extravagancias llenaron mi vida, anidaron en cada uno de sus rincones y ocuparon toda la esfera del reloj, devorando todos sus instantes. Yo había recibido su locura con los brazos abiertos, y luego los había cerrado para estrecharla con fuerza e impregnarme de ella, pero temía que aquel dulce desvarío no fuera eterno. Para ella, lo real no existía. Había encontrado a un don Quijote con falda y botas que todas las mañanas, con los ojos apenas abiertos y todavía hinchados, saltaba sobre su jamelgo y le golpeaba frenéticamente los flancos para salir al galope e ir al asalto de sus lejanos molinos cotidianos. Había conseguido dar sentido a mi vida transformándola en un caos permanente. Su trayectoria era clara, tenía mil direcciones, millones de horizontes, mi papel consistía en hacer que la intendencia la siguiera a su ritmo, en proporcionarle los medios para vivir su locura sin preocuparse de nada más.

Hamlet, Don Quijote, Ivan Karamazov, cualquier personaje de Alicia en el País de las Maravillas, Las vírgenes suicidas, etc. Etc….¡Cuántos locos personajes literarios me han seducido! ¡Son mis favoritos! Y los protagonistas de “Esperando a Mr. Bojangles” son mis nuevos amigos en la galería del desequilibrio mental. Son unos locos deliciosos, de los cuales me está costando muchísimo desprenderme después de la última página del libro. Probablemente porque no debo desprenderme de su locura, sino todo lo contrario. Hay algo diferente y nuevo en ellos.
Se han preguntado Ustedes alguna vez ¿Cómo sería la vida si me dejara gobernar por una locura más o menos permanente, por momentos extravagantes? Personalmente, me lo pregunto a diario y es una idea que considero seductora, una tentación atractiva que podría atraparme, quizás sin vuelta atrás.
¿Y si esa locura fuera empapada de amor en cada momento? ¿No sería una perspectiva aún más tentadora?
Página tras página, la vida de esta átipica familia que danza con el compás de Mr. Bojangles nos cautiva. Siempre con la banda sonora de la voz de Nina Simone en la cabeza.
Los personajes creados por Olivier Bourdeaut están atormentados, pero se quieren. El amor está por todas partes. Por eso no quiero abandonarlos. Porque la vida puede ser trágica, loca, sin lógica, injusta…..da igual lo absurda que sea. Sólo el amor nos ayuda a sobrellevarlo todo. Y cuanto más amor y locura, mejor.

Claudia Montanari

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment