La soledad del aguacero
09 Oct 2017

La soledad del aguacero

La soledad del aguacero. Rafael Adolfo Téllez.

09 Oct 2017

La soledad del aguacero.
Rafael Adolfo Téllez.
Ed. Renacimiento.

Si hoy pisamos tú y yo
al fin las calles de Córdoba,
las calles humildes que dan al atardecer
donde alguien, parsimoniosamente, remueve
las ascuas de un brasero
y ahuyenta, así, los viejísimos astros.
Si a nuestro paso un viento inmemorial enlaza
lo remoto y este sol que en mi sangre arde.
Si en la linde de un aljibe somos
el rastro último del amor
y su callado imperio de rosas y músicas y sombra

es que regreso a los patios de mi nacimiento,
es que se hunde del todo en lo oscuro
la historia de mi corazón,
es que voy a morir.

1. Puede que el amor prefiera ser una idea asonante en manos de poetas que por disponer para ello de todo el tiempo del mundo que no les robó el gasto del amor ni su cuidado han podido, con métrica, disecarlo. Puede que el amor esquive a los que aman en activo.
2. Conocí a Téllez en 1989 (casi recién llegada a Sevilla) donde él ya vivía, escribía versos inmortales que robaba al pasado, hablaba de Vallejo y Félix Grande a quien quisiera escucharlo y (como levantar todo un universo poético jamás ha servido para pagar una factura importante) trabajaba en La Carbonería, donde padecía la miseria dorada de los tocados por la gracia. Durante algunos años, lo traté lo suficiente como para poder nombrarlo con respeto y cariño el resto de mi vida, aunque no lo bastante para poder decir: lo conozco y soy su amiga.
3. Rafael Adolfo Téllez, como todo gran escritor, tiene poquísimos temas y siempre escribe y escribirá los mismos versos: la novia huida y la vigencia de los muertos. Es muy bueno y, si no me creéis, esta humilde antología editada con el mimo que él merece, prologada con acierto por Trapiello y clausurada con fervor cómplice por Cabanillas debería bastar como prueba.
4. Comala c’est toi, Rafa.

Belén Rubiano.

Leave a comment
More Posts
Comments
  1. rafael adolfo tellez octubre 30th, 2017 10:42AM

    Muchas gracias, Belén, por tus palabras que suenan a verdad y cariño. Puedes llamarme tu amigo

Comment