Amor no correspondido
26 Dic 2017

Amor no correspondido

Amor no correspondido Barbara Pym Gatopardo ediciones

26 Dic 2017

Amor no correspondido

Barbara Pym

Gatopardo ediciones

Maravillosa. Me confieso una ignorante ante la posibilidad de averiguar (antes de tiempo, digo) si respirar merece la pena o si esto que llamamos vida no es más que un sueño intrascendente entre dos mundos importantes, pero una cosa sé con certeza: leer a Barbara Pym mientras uno sabe que nunca sabrá, sí vale la pena. Algunos fines de semana, además, me parece que es la única opción lúcida.

  1. Barbara Pym (1913-1980) fue mujer, inglesa, escritora, guionista, miembro del International African Institute (el mismo que financió las locas tribulaciones de Mungo Park) y soltera del todo.
  2. Escribió tres libros que obtuvieron un éxito más que notable cuando se publicaron.
  3. Sin que nada ocurriese que lo pudiera explicar y durante quince años, que se dice pronto, ningún editor quiso volver a publicar nada suyo y la pobre no daba abasto para archivar cartas de rechazo. Ni siquiera este libro impagable que hoy recomiendo por aquí.
  4. Del mismo modo inexplicable, transcurrido ese páramo, le aceptaron otras tres novelas que gustaron muchísimo (a ver) y ella, para celebrarlo, decidió morirse.
  5. En nuestro país fue pálidamente traducida a mediados de los años ochenta aunque desconozco en qué medida fue leída. Actualmente, gracias a la jovencísima editorial Gatopardo (que, además, cuida sus traducciones), leerla y quedar eternamente agradecidos es una tarea que no presenta la menor complicación. 
  6. Un sentido del humor y de la ironía siempre al servicio de la dulzura, una inteligencia finísima, muchas tazas de té (muchísimas, pero no sobra ni una), una concepción tragicómica e hipersensible de las aspiraciones más íntimas, una atmósfera emoliente y un montón de mujeres (véase punto 7) que no saben qué hacer con su vida; de todo lo anterior están hechos sus libros.
  7. Porque las mujeres somos las protagonistas absolutas de su obra pero, ojo, a la manera de Almodóvar: vidas sutiles, ingrávidas y gentiles como pompas cosméticas que (a menudo) se quiebran al roce del primer lechuguino que pasa por una acera con (para colmo) un libro o Biblia en la mano. Mujeres que sólo en el silencio de pensarse a sí mismas pueden llegar a rozar la secreta ambición de vivir para algo más.
  8. Muy pocos escritores son capaces de demostrar página a página dos tesis tan certeras como opuestas: la primera que, desde la Segunda Guerra Mundial, absolutamente todo lo que atañe a usos, costumbres y gestión de la vida cotidiana ha cambiado tanto que apenas si documenta el cese de un tiempo yerto. La segunda que, desde las mismas fechas, no hay nada (pero absolutamente nada) que haya mutado siquiera un ápice.

Belén Rubiano.

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment