Diarios
14 May 2018

Diarios

Diarios Iñaki Uriarte Pepitas de calabaza He

14 May 2018

Diarios
Iñaki Uriarte
Pepitas de calabaza

He estado en la cárcel, he hecho una huelga de hambre, he sufrido un divorcio, he asistido a un moribundo. Una vez fabriqué una bomba. Negocié con drogas. Me dejó una mujer, dejé a otra. Un día se incendió mi casa, me han robado, he padecido una inundación y una sequía, me he estrellado en un coche. Fui amigo de alguien que murió asesinado y fue enterrado por los asesinos en su propio jardín. También conocí a un hombre que mató a otro hombre, y a uno que se ahorcó. Sólo es cuestión de edad. Todo esto me ha sucedido en una vida en general muy tranquila, pacífica, sin grandes sobresaltos.

Nuestro país no es ningún ejemplo para el mundo en lo que a la literatura diarística se refiere. Complejos, falta de libertad, venalidad pura y dura, será un poco de todo, qué sé yo. Pero cada uno a su manera y con sus defectos, admiro los diarios de:
1. Trapiello, cuyo Salón de pasos perdidos ya he recomendado por aquí.
2.  Pla, aunque no hayan resistido demasiado bien el paso del tiempo, que hay que tener ganas para leer ahora a alguien que está todo el santo día viendo la mota en el ojo ajeno y a quien de una mujer apenas si le interesa desnudarla con la mirada y fantasear con ella si comparten viaje en autobús.
3. José Luis García Martín, a pesar de su ¿cicatería?
4. Laura Freixas y su brutal sinceridad. Pero una no lee diarios para admirar a nadie. Si yo militara en Greenpeace, haría un lote con su Todos llevan máscara (Errata Naturae) y Correo literario (Nørdica, Wislawa Szymborska) y los vendería juntos. Evitarían mucha tala innecesaria, esa que reduce los árboles a libros.
5. E Iñaki Uriarte, de quien Pepitas de Calabaza ya ha publicado tres volúmenes impagables. De estas páginas me gustan hasta sus andares. Por fin, te dices, he aquí unos diarios que nos debía el tiempo y la justicia. Pero no me equivoco y sé que no: los diarios de este hombre son tan buenos que aún no nos los merecemos. No mientras la mejor literatura en nuestro país de un escritor vivo la esté tirando, de poquito a poquito y con mucho esfuerzo, una pequeña editorial riojana…

Belén Rubiano

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment