Infiltrada
21 Jun 2018

Infiltrada

Infiltrada D. B. John Salamandra editores La

21 Jun 2018

Infiltrada
D. B. John
Salamandra editores

La señora Moon abrió la puerta y se encontró a Tae-hyon sentado en el suelo con las piernas cruzadas, fumando tabaco negro liado. Bajo la bombilla desnuda, su rostro exhibía tantas arrugas y surcos como un campo marchito.
Se notaba que no había hecho nada en todo el día. Sin embargo, como para ella era importante evitar el bochorno de un marido, sonrió y dijo:
– Qué contenta estoy de haberme casado contigo.
 Tae-hyon apartó la mirada.
–  Me alegro de que uno de los dos esté contento.
Ella dejó la cesta en el suelo y se quitó las botas de goma… En la pared, los retratos de los los Líderes, Padre e Hijo, estaban inmaculados. Les había quitado el polvo con un trapo especial.

Kim Jong Il se podría considerar un personaje pintoresco, excéntrico y con una biografía un tanto peculiar, donde se afirma que escribió mil quinientos libros en tres años, aprendió a hablar a los dos meses de nacer o que nunca defecó. Un personaje de novela barata de no ser porque su país es una cárcel y él era el carcelero. Infiltrada trata sobre la gente que está presa en ese país de una manera o de otra.
Narra la historia de tres personajes: Jenna, profesora, es reclutada por la CIA para una misión en Corea del Norte (donde intentará descubrir qué le ocurrió a su hermana, dada por desaparecida, pero que en realidad fue secuestrada por agentes norcoreanos), la señora Moon, que malvive trabajando en una cooperativa agraria estatal y el coronel Cho, orgulloso representante de Kim Jong Il en una misión diplomática en el extranjero.
A algunos la historia les parecerá totalmente inverosímil, pero a Corea del Norte le gustaba secuestrar, tan sólo hay que recordar los secuestros que llevó a cabo (ciudadanos japoneses o un conocido cineasta surcoreano y su esposa secuestrados para trabajar en las producciones cinematográficas norcoreanas) y que tuvo que reconocer hace unos años.
No voy a desvelar cómo convergen las historias de los personajes protagonistas, pero todos verán cómo su mundo y sus certezas se van desmoronando, aunque ello no pille muy de sorpresa a la señora Moon (mi personaje preferido), ya que ella en el fondo es una mujer con un gusto refinado y elegante obligada a vivir en un mundo brutal y embrutecido.
Lean la novela, no se queden sólo con lo que vean en los documentales, comprueben cómo puede ser la vida diaria en un país absurdo (no hay más que pensar en tener que limpiar a diario los retratos de los líderes, sobre todo si uno lo piensa desde nuestra óptica occidental donde nos da pereza limpiar los cristales de las ventanas), un país propio del 1984 de Orwell. Léanla también porque la señora Moon se reiría si supiera que su vida miserable puede interesar a alguien que no sea un espía del gobierno. Y léanla porque sí, porque es verano y qué mejor que un libro para vivir otras vidas y pensar.

Por último les voy a pedir un favor: visiten la página https://flashdrivesforfreedom.org/ y donen sus pendrives para que la información y la verdad lleguen a Corea del Norte.

Manuel Reyes

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment