Vozdevieja
20 Ago 2019

Vozdevieja

Vozdevieja Elisa Victoria Blackie Books «Me acuesto

20 Ago 2019

Vozdevieja

Elisa Victoria

Blackie Books

«Me acuesto frente a ella y me aprieto contra su carne hinchada, conteniendo la respiración para no molestarla. Le toco las manos inconscientes, esnifo su aroma y lo comprendo, lo comprendo todo. No pasa nada si se muere, sea cuando sea. No le guardaré rencor. Siempre podré conseguir su perfume y cerrar los ojos. Llevo años memorizando el sonido de su corazón […] Si se despertara sería incómodo. No estoy adiestrada para los sentimientos de ternura. Domingo me enseña a combatir la incertidumbre a base de hostias y de risa y trata de apartarme de toda delicadeza […] Vuelvo al salón con las correas de la compostura bien apretadas y me siento erguida al lado de Domingo. Estoy lista para la orfandad»


Marina Marrajo es una protagonista incómoda. Quien busque el cliché de niña inocente, ajena a los subterfugios de los adultos, inmersa en mundos rosas y banales, esta no es su lectura. 


Si tuviera que quedarme con sólo un hilo del relato diría que Vozdevieja es una desmitificación de la infancia. Necesaria. Pero no voy a revelar por qué. La novela lo narra de manera excelente. Con agilidad y giros que llevan a la carcajada inesperada. 


El retrato de familia es magnífico. Podría decirse que es un modelo familiar del siglo XXI, aunque la narración transcurra a finales del XX, en el verano sevillano del 93. Las referencias de Marina a veces dejan fuera de juego a un lector/lectora que no haya sido carne de E.S.O. Y por otro lado, más propias de otras edades, son excelentes referencias en cuanto a cómic underground, más conocida en España como «línea chunga» de historietas o viñetas encarnada en el horizonte de Marina por la lectura a escondidas de la revista «El Víbora». Y es que Marina vive hacia el entorno una aparente infancia que en su intimidad se vuelve madurez reflexiva y descarnada. Es excepcional al mismo tiempo que es cualquier niña de nuestro entorno a la que nos resistimos a ver de verdad. 


Marina es una superviviente. Y la novela es la narración de su proeza: sobrevivir ilesa a un verano determinante, resistir y vencer a la incertidumbre y el miedo. 


El retrato genial de los personajes: la abuela, la madre, el novio de la madre, la amiga fascinante y el coro de personajes que la rodea y la conmueven. 


Una excelente primera novela de Elisa Victoria. Una editorial, Blackie Books, que arriesga, como nos tiene acostumbrados en su catálogo, para poner en circulación una novela necesaria, con una protagonista cruda y tierna, de una voz narrativa desconocida y contemporánea. 


Porque la lectura es al lector como el río al paisaje. Y nunca es dos veces el mismo río ni el mismo lector… con lecturas como esta.

Maite Aragón

Leave a comment
More Posts
Comments
Comment